Ciudad del Este

Choi busca tergiversar la realidad de los hechos ocurridos, denuncian

Pretenden ocultar la verdad sobre el intento de homicidio, según abogados de Kim.



Las investigaciones sobre la gresca entre empresarios coreanos que comenzó en el interior de una iglesia el 18 de agosto pasado, sigue la investigación por parte del Ministerio Público, específicamente, por el fiscal Juan Manuel Ledesma.

Martín Choi fue imputado por el hecho punible de producción de riesgos comunes, previstas en la Ley 4036/10 de armas de fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines. En vistas a sus antecedentes con amenazas y amedrentamientos a otras personas, no sería novedad que Martin Choi repita la misma conducta para amenazar y amedrentar con arma de fuego en mano.

Durante la gresca el mes pasado, Choi había amenazado de muerte a su compatriota Alfredo Kim, a quien incluso antes de apuntarle con el arma de fuego le rompió parte de la boca mientras bajaba de la escalera y el señor Alfredo Kim subía para enterarse de lo que estaba ocurriendo. Tras la agresión, fue hasta su vehículo toma su arma de fuego vuelve y apunta contra la humanidad del señor Alfredo Kim y a quienes lo defendieron.

Martin Choi al percatarse de que uno de los testigos se disponía a filmarle rápidamente retrocede y guarda su pistola por la cintura, momento en que es aprovechado por el señor Alfredo Kim, su hermano y el guardia de seguridad de la iglesia para abalanzase sobre Choi y lograr sacarle su arma de fuego y así evitar un desenlace fatal.

Este último hecho quedó registrado por varias cámaras de seguridad de locales vecinos, y en presencia de varios testigos, al quitarle el arma de fuego a Martin Choi, nadie más lo toca, resaltando que el arma de fuego estaba destrabada y listo para disparar.

Una vez desarmado por el guardia del local, las demás personas que lo inmovilizaron lo dejaron levantarse, tal como se ve en las imágenes difundidas semanas atrás.

Ahora, Martin Choi y sus abogados intentan presentar como evidencia documentos de tenencia como de portación de armas, expedidos por Dimabel y la Policía Nacional, respectivamente, alegando que su actuación fue jurídicamente correcta. “Aquí es donde nos preguntamos si la autoridad de aplicación le otorga también el permiso para andar apuntando a terceros y amenazando de muerte a quienes se le cruce en frente (…)”, explicó uno de los defensores de Kim.

“El problema real no es si fue o no emitida por autoridad competente; es el lugar, cómo y con qué intención la utilizó. Esta es la conducta antijurídica en cuestión y lo que motivó en consecuencia”, agregaron.

Según la Ley de Armas de Fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines, establece las regulaciones, requisitos, objeto, obligaciones y otros. “En ninguna parte de la Ley está establecido que el dueño legal de un arma de fuego pueda hacer uso para amedrentar, amenazar y/o intimidar a terceros, por lo tanto, quien incurra en cualquiera de estas acciones está infringiendo la ley y por ende incurriendo en conductas antijurídicas”, explicaron los abogados.

Aseguran además que los antecedentes de Choi lo condenan, tanto en la utilización de influencias, casos de agresión y negocios ilícitos.